AVISO IMPORTANTE:
Todos los personajes que aparecen en este blog, así como sus ciudades de destino, son ficticios.
Sólo es real la existencia de los toletes: todos aquellos instrumentos, verbos, adjetivos, objetos de uso común, hechos tanto de carne y hueso como de plástico, madera, aleaciones de metal y finísima arena.
También nosotros estamos hechos del mismo material que los toletes

viernes, 1 de febrero de 2008

ennis del maaaaaaaaaar

¿Cuántos crucigramas habríamos compartido, cuántas veces apostarías diez euros, como serían tus power points? ¿Qué destino te habría tocado entre Hell!sinki y Jakarta? ¿Llamarías al seguro o al curandero? ¿Cuál habría sido tu última frase si te hubieras sentado entre de Andrés y de Prado, compañeros de cosecha del 79?

Pero te quedaste en Brokeback, y te recordaremos siempre murmurando “Jack, I swear...”

5 comentarios:

individuo kane dijo...

Venga ya, por favooor...

DdeAndrés dijo...

Ayayay... la piel de gallina.

Todos estos días pensando cómo hacer una entrada sobre Ennis (nuestro del Mar) y tú la has hecho perfecta!

"El silencio siempre es la más sublime de las figuras narrativas del cine cuando se emplea con sabiduría"

Película magistral, compañera ideal.

io dijo...

Vale. Qué emotivo. No lo entiendo.
¿Algo interno del clan vuestro?

e dijo...

algo interno, sí :)
nos aburríamos mucho, verdad?

Wtrolks dijo...

Si John Wayne levantara la cabeza...